lunes, enero 28, 2008

La esperanza es mierda a colores

Nunca pense tener tantos finales y aun dudar si esto se acabo. La esperanza es el vicio de vivir en la ficción. Es el último trago de la noche. Es no amarte después de tener sexo. Es una mentira disfrazada de fe.

Una obsesión de cuatro años ya es una enfermedad de hipocondríacos. No estas infectado pero quieres morir. Quieres creer en Dios cuando no crees en las vírgenes.

Yo he desechado tu imagen, tu cuerpo, tus conversaciones, tu mirada. También tus besos, abrazos y mentiras piadosas (como decirme te quiero) . Pero no puedo renunciar a la esperanza. A la llamada de madrugada, al encuentro fortuito y al mail inesperado. Sigo persiguiendo la casualidad de mi vida. Al destino forzado. Al cambio repentino de opinión. Al cinematográfico encuentro en el aeropuerto. Al intempestivo beso en medio de la calle. A la ausencia que lleva al amor.

Estoy sentado desnudo en medio de mi cuarto. El teléfono me fue arrebatado. Mi computadora fue mudada de habitación. La televisión ya no enciende. Las cartas ya no pasan por debajo de mi puerta. Mi lengua fue cortada y las visitas fueron censuradas. Y aún así sigo aquí, arrodillado, con los brazos atados, esperando por ti.

Nota: El título es robado de una letra de Daniel F. A proposito de él, acá les dejo una canción: "Me conforme".


1 comentario:

Newton dijo...

verga pana... usted escribe bien depinga

saludos